Press "Enter" to skip to content

Domótica

Domótica. Home automationIoT

Hablar de domótica es hablar de futuro. Fin. No hay mejor definición, no hay otra interpretación. Hace ya años que la domótica llegó a mi vida, casi recuerdo con una pequeña sonrisa aquel estándar llamado X10.
Y no, la domótica no es aquello que hoy en día se intenta poner de moda en las grandes superficies, léase un par de enchufes controlados por una app móvil, todo ello bajo una tecnología propietaria de un fabricante y que dificilmente puede ser ampliado.

Pero no, domótica tampoco es aquello que algunos constructores empiezan a incluir como reclamo publicitario en nuevas promociones de viviendas, con sistemas “quasi” industriales, cuya ampliación resulta prohibitiva en términos económicos… e incluso en muchos casos siendo propietarios y no interconexionables.

El futuro de la domótica tiene que pasar por encontrar soluciones que sean fácilmente instalables, muy fácilmente ampliables, y sobre todo… ¡tienen que cumplir con las necesidades de cada usuario!
Y por último, la domótica tiene que servir para hacer nuestros hogares más sostenibles. La mayoría de las personas desconocen el gran ahorro energético que se puede obtener al domotizar una vivienda… pero es importante que el coste del proyecto permita obtener ese retorno en un plazo razonable.

En los últimos años he utilizado mi casa como una especie de “sala de testing” de distintas tecnologías, tanto cableadas como inalámbricas, mezclando todo tipo de cacharros, incluso creándolos soldador en mano, para cumplir cualquier necesidad que pasaba por mi cabeza.

Muchas veces escucho a gente decir que la domótica no aporta nada, frases textuales del estilo “poner un motor a la persiana es una tontería”… incluso estoy de acuerdo con esta afirmación pero… ¿y si la persiana se abriese y cerrase para maximizar la entrada de sol y evitar la salida de calor en momentos de fríos? ¿y si os dijese que eso permite subir una media de 2º de una estancia? ¿calculamos el coste de calentar 2º esa estancia? ¡Ahora es más fácil entenderlo!

Publicaré algunas entradas en el blog, y espero que eso os anime a empezar a domotizar vuestra propia vivienda. ¡Ánimo!